LLEGAMOS A AMSTERDAM

Nuestro viaje por los Países Bajos, comienza por Ámsterdam, llegando al aeropuerto de Schiphol. Desde allí, existen varias opciones para llegar al centro de la ciudad, como el Tren o el Bus. En nuestro caso, decidimos optar por el bus número 197 y bajarnos en la parada Rijksmuseum, aconsejadas por las chicas de la oficina de turismo en el mismo aeropuerto, ya que era la manera más fácil de llegar a nuestro hotel.

Si finalmente optáis por coger el bus a la ciudad, ¡CUIDADO! Los tickets se compran en una furgoneta roja, no al conductor. El precio del ticket es de 5,00€ por trayecto por persona, independientemente el lugar de la ciudad a la que vayas.

Tras un trayecto de unos 40-45 minutos en bus para llegar al centro, y unos 20-25 minutos perdidos buscando el hotel, ¡por fin llegamos!

El hotel en el que estuvimos alojados es HOTEL CITY GARDEN *** . Hotelito pequeño cerca de Voldenpark, en el que estuvimos muy a gusto, y cubría todas nuestras necesidades. Además, contaba con un servicio de alquiler de bicicletas más económico, comparando con el resto de la ciudad, y bebida GRATIS 24 horas en la recepción.

El avión + bus + alojarse en el hotel, nos llevó más tiempo de lo planeado y aun no habíamos comido!!!!

Sin duda alguna, lo primero que hicimos fue buscar un lugar para comer, y acabamos en el famosísimo Hard Rock Café . A priori, el lugar puede parecer caro, pero nos llevábamos grata sorpresa. Una buena hamburguesa valía unos 16,00€, precio estándar en Holanda.

 

QUE VER EL PRIMER DÍA

Pilas cargadas y nos ponemos a explorar la ciudad, comenzando por el Rijksmuseum. Sin duda alguna, el edificio es asombroso por fuera, e imposible de dejar de fotografiarlo. Aquí dentro podrás comprender la historia de Holanda mediante pinturas y esculturas de épocas pasadas. Nosotras, decidimos no entrar, ya que el horario es de 9:00 a 17:00 y no nos compensaba. Aun así, existe una manera GRATIS de ver un poquito, y pasando por debajo de los arcos del edificio central. De esta manera, se ve desde las cristaleras una pequeña muestra de lo que puedes encontrar dentro.

Una vez pasados los arcos del museo, se llega al mundialmente conocido cartel IAMSTERDAM. El cartel, está repleto de turistas intentando sacarse fotos sin gente en su plano, pero no nos engañemos, esto es más que imposible. Da igual a qué hora vayas, nadie podrá sacarse una foto sin gente en el cartel. Quien lo consigue, por favor, que nos la envíe, ¡será nuestro héroe!

 

Nuestro primer día acabó aquí, la ciudad de Ámsterdam a partir de las 18:00 se queda desierta, porque comercios y bares cierran, solamente quedan los turistas perdidos en busca de un lugar donde puedan cenar (como nosotros jeje).

 

 

Deja un comentario