AMSTERDAM EN UN DÍA

No teníamos mucho tiempo para descubrir esta maravilla de país así que para conocer Amsterdam decidimos dedicarle nada más que un día. Para ello decidimos contratar un free tour ya que era la mejor manera a nuestro parecer de conocer datos sobre la ciudad que quizás sin el guía no conoceríamos.

Este free tour tenía diferentes puntos de interés turísticos a visitar y el primero de ellos fue adentrarnos en el barrio verde, conocido con ese nombre por ser el barrio donde se albergan la mayoría de los coffee shops, además de una universidad dedicada exclusivamente a la marihuana.

Una vez callejeado por sus pintorescas calles, pasamos a uno de los lugares más conocidos de la ciudad, o por lo menos nosotros es de las cosas que conocíamos antes de investigar un poco cuando empezamos a organizar el viaje, hablamos del patio interior de  Begijnhof.

PATIO INTERIOR BEGIJNHOF

Un remanso de paz dentro de una gran ciudad, es el complejo residencial más antiguo de Amsterdam, data del año 1475 y se trataba de un lugar de residencia de mujeres solteras o ciudad dedicadas a la oración.

Pues bien, hoy en día una de las cosas que podemos ver dentro de este agradable patio interior es la casa más antigua de la ciudad, una casa de madera que, aunque no se conoce la fecha concreta, se cree que data de los años 1415-1420. Es una de las dos únicas casas de madera existentes en la ciudad ya que después de unos terribles incendios que asolaron Amsterdam, se prohibió este tipo de construcción.

La foto no es la mejor del mundo, pero para que podáis haceros una idea del perfecto estado de la casa es suficiente (prometemos mejorar nuestras fotos 🙂 ).

Una vez que salimos del patio interior, nos ponemos rumbo a la siguiente parada pero mientras andamos por sus calles, repletas de bicis aparcadas y locales andando en ellas, que a nosotros nos encanta porque creemos que le da un toque juvenil a la ciudad, a la vez que pasamos por varios de sus muchos puentes que cruzan los canales, nos llama la atención el tamaño de una vivienda, y es que es bien sabido que antiguamente en Amsterdam los impuestos de las casas se pagaban por el grosor de las mismas y es por ello también, que muchas casas son muy estrechas, pero hay una en concreto que nos llama la atención.

Hablamos de una vivienda que no tiene más anchura que el tamaño de una ventana, le preguntamos a nuestro guía a ver si en esa casa vivía gente y por desgracia, no lo sabia.

Como podéis ver en la foto, se trata de la casa que tiene el color mas rojizo y volvemos a repetirlo, prometemos mejorar en nuestras fotos…

CASAS INCLINADAS

No podemos seguir hablando de nuestro día en Amsterdam sin hablar de las casas inclinadas, y es que en el mismo momento que vimos  esta casa tan estrecha, el guía nos habló de la inclinación de las viviendas, y es que resulta, que se da ese fenómeno, porque como muchas casas son tan estrechas que los muebles no se pueden subir por los pasillos, y es con un sistema de poleas y cuerdas que tienen que subir las cosas por la ventana y esa inclinación hace que los muebles o los objetos que se estén subiendo no golpeen con la fachada, curioso ¿Verdad?.

Por último, si vas a pasar un solo día en Amsterdam, no os podéis perder la visita a la casa de Ana Frank, en el video que subimos a nuestro canal de Youtube que os dejamos aquí, podéis ver la enorme cola que hay para comprar una entrada y por supuesto para ver la casa, así que nuestra recomendación es que compréis las entradas anticipadas en su web y así no tenéis que esperar colas y podréis entrar directamente, os dejamos su web para que podáis comprar las entradas.

Después de visitar el museo de Ana Frank, podemos asegurar que sin duda, es una visita obligatoria si pasáis un día en esta maravillosa ciudad, eso si, con entrada anticipada.

Desgraciadamente, como un día solo tiene 24 horas, nuestro día llegó a su fin y después del museo, solo nos quedaba tiempo para ir a cenar algo e ir al hotel a descansar, porque muchos de vosotros bien lo sabréis, estar un día entero por una ciudad a pie, cansa.

Agradecer al guía que tuvimos porque tuvo que ser muy paciente con muchos de los que estábamos en la visita y siempre estuvo con una sonrisa en su cara.

Por último os dejamos el video del día que pasamos en la ciudad y esperamos que os guste.

Deja un comentario