COCKTAILS DESDE UN HELIPUERTO

Cuando vimos que comprando los billetes de avión para nuestro gran viaje nos salía más barato si incluíamos Kuala Lumpur en la ruta, no nos lo pensamos, pero cuando vimos todo lo que esta ciudad nos podía ofrecer, nos empezamos a emocionar a pasos agigantados.

Como teníamos un espacio de tiempo muy limitado para visitar la ciudad, exprimimos cada minuto al máximo y uno de las días cuando ya hicimos todo lo que teníamos pensado, decidimos tomarnos las cosas con un poco más de calma y disfrutar de la ciudad sin el estrés que supone visitar ciertos sitios en un tiempo limitado.

Es por ello que nos dejamos llevar y decidimos relajarnos en el parque situado a los pies de las Torres Petronas.

TAMAN KLCC PARK

Como hemos dicho, es el parque situado justo al lado de las famosas Torres Patronas y es un espacio verde en medio del bullicio de una gran ciudad. Un espacio donde relajarte y disfrutar de las vistas, hacer deporte o ir en familia  pasarlo en grande en sus columpios.

Uno de los mayores atractivos que ofrece el parque, es su espectáculo nocturno de luces y sonido en su fuente. Un espectáculo como el que podemos ver a los pies del Burj Khalifa en Dubai o en el Hotel Vellagio en Las Vegas, aunque a una escala más pequeña.

Nosotros disfrutando del espectáculo.

Cuando ya nos íbamos del parque, pasamos por una zona enorme de columpios en la que no perdimos la oportunidad de recordar nuestra niñez y empezamos a jugar, hacía tiempo que no nos lo pasábamos tan bien con algo tan simple como jugar a que volvíamos a ser niños.

Ane dispuesta a tirarse del tobogán.

Una vez disfrutado de todo lo que el parque podría ofrecernos, recordamos que había un lugar en la ciudad en el que en la azotea de un edificio, al caer la noche la transformaban en un bar.

Esto no tendría nada de especial salvo porque durante el día, dicha azotea es un helipuerto.

HELI LOUNGE BAR

Hablamos de un lugar que es increíble y que ofrece unas vistas únicas, pero, para llegar hasta allí fue una odisea.

Estuvimos preguntando más de media hora a locales por el sitio y no supieron decirnos donde estaba, así que al final ya y cuando ya quedaba poco para darnos por vencido, nos encontramos de morros un Starbucks, por lo que decidimos entrar dentro, comprar un café con hielos y hacer uso de su Wifi para poder buscarlo e ir directos.

Tal fue nuestra sorpresa al ver la dirección en google maps , os dejamos su dirección para que lo encontréis bien, que nos empezamos a reír como dos desalmados, y esto porque lo teníamos a menos de cinco minutos andando, y pasamos prácticamente por allí en más de cuatro ocasiones.

Una vez encontrado el sitio, la única preocupación era que estuviera lleno, pero cuando subimos a la azotea… nos miramos y dijimos que este lugar no podía ser real, ¡era impresionante!

Vistas en el Heli Lounge Bar.

Tener todo Kuala Lumpur a nuestros pies es algo que nunca nos lo hubiéramos imaginado cuando llegamos a la ciudad y menos cuando empezamos a planear el viaje.

Jon se tomó una pinta de Guinnes para recordar el viaje que hizo a Irlanda del Norte y Ane, decidió tomarse un strawberry frozen daiquiri que estaba delicioso.

En cuanto a los precios, os podéis imaginar que no es un sitio barato, para ser Malasia, la pinta de cerveza nos costó alrededor de 6 euros y el daiquiri unos 7 euros, que en España sería un precio común pero que para estar en Kuala Lumpur es un precio elevado.

Para que no os perdáis todos los Post que estamos publicando sobre nuestro viaje en Malasia, aquí os dejamos el anterior artículo.

Por último si queréis ver lo que fue este maravilloso día inesperado para nosotros, a continuación os dejamos un video en el que os enseñamos todo.

1 comentario en “COCKTAILS DESDE UN HELIPUERTO

Deja un comentario