NUESTRO HOTEL EN KUALA LUMPUR

Es verdad que en Kuala Lumpur existen infinidad de posibilidades a elegir en cuanto alojamiento se refiere y nosotros vamos a hablaros de nuestro hotel en la ciudad. Puedes escoger entre estar un poco a las afueras y reservar un hotel o bien un apartamento con piscina infinita con vistas a las Torres Petronas.

También hay la posibilidad de alojarte en hostiles o B&B, que personalmente a nosotros esta opción en Asia no nos parece recomendable  ya que por norma general los precios son bajos y no hay esa necesidad.

Por último, esta la opción de elegir un hotel en el centro de la ciudad, y aunque no tenga piscina, tienes todo prácticamente al alcance de tus manos. Nosotros, nos decantamos por esta última opción ya que íbamos a pasar muy poco tiempo en la ciudad (un día y medio) y pensamos que iba a ser lo mejor para ver el mayor número de cosas posibles en el menos tiempo.

NUESTRO HOTEL

Elegimos el hotel Le Apple Boutique KLCC por lo que hemos comentado antes, buscábamos proximidad al mayor número de lugares.

Entrada del hotel.

No es un hotel de lujo ni mucho menos, pero para pasar un par de noches es perfecto. Tiene muy buenos servicios, es decir, dos restaurantes y un bar que por si quieres tomarte algo para intentar llevar de una manera más amena el calor esta muy bien.

NUESTRA HABITACIÓN

Al mirar las opciones de habitaciones que nos ofrecía el hotel no dudamos en elegir una superior room, ya que la diferencia de precio entre esta y una standard era ridícula, eso si, esta la opción de elegirlo con vistas y sin vistas, nosotros elegimos sin vistas y por ello nos salieron dos noches con desayuno incluido 110€ los dos.

Teníamos una enorme cama de matrimonio y una enorme televisión la cual no utilizamos y nada más entrar a la habitación a la derecha teníamos el baño que hay que decir que era muy bonito.

Pero la habitación no acaba aquí… bueno si, pero el hotel nos tenía una sorpresa escondida que no la esperábamos y no íbamos a verla hasta abrir la ventana. No se si lo hicieron porque tenían pocas habiataciones ocupadas o porqué, el caso es que nos dieron una habitación con vistas a las TORRES PETRONAS!!!

Vistas desde la habitación.

 

EL DESAYUNO

Siempre que podemos nos gusta reservar los hoteles con la opción del desayuno, obviamente cuando tiene unos precios razonables, ya que en algunos casos, la diferencia de reservar con o sin desayuno es muy desorbitada, pero eso es un tema en el que ya hablaremos en post futuros.

No esperábamos mucho del desayuno, era un espacio bastante pequeño y pensamos que no habría mucha variedad. Ahora bien, cuando entramos nos llevamos una grata sorpresa.

Teníamos mucha bollería para elegir, desde croissants hasta palmeritas, pero si no sois de dulce nos os preocupéis. Esta la opción de las ensaladas, donde se puede elegir muchos ingredientes para que os hagáis vuestra ensalada al gusto, luego podemos ver salchichas, bacon y demás, un clásico de los hoteles que nunca falla.

Ahora bien, lo que a nosotros nos conquistó el corazón y sobre todo a Jon, fue la zona del Sushi, somos unos enamorados de esta comida japonesa, y cuando lo vimos, fue lo primero que probamos.

Si tenéis pensado viajar a la Kuala Lumpur y queréis más información sobre el hotel, no dudéis en poneros en contacto con nosotros y os resolveremos todas las dudas que tengáis encantados.

No os perdáis todo lo que estamos publicando sobre nuestro viaje en esta ciudad, así que a continuación os dejamos el link de nuestro anterior post pinchando aquí.

Para que podais poner imagen a todo lo que os hemos escrito, a continuación os dejamos el video donde grabamos el hotel para todo aquel que pueda interesarle:

 

 

 

Deja un comentario