UBUD EN DOS DÍAS

Bali es sin duda uno de los destinos más deseados del mundo por todos los viajeros pero cuando planeas tu viaje, empiezan a surgir muchas dudas. A nosotros, la primera que nos surgió fue como desplazarnos por la isla, ya que habíamos oido que era complicado, así que fue una de las primeras cosas que nos pusimos a investigar.

COMO LLEGAR

Cuando lees en blogs como desplazarse por la isla, una de las cosas que leerás con más frecuencia será que a pesar de las distancias cortas, el tiempo para recorrer esas distancias son muy grandes y la razón es simple. Las carreteras  no son muy anchas y el tráfico es mortal por lo que los vehículos tienen que ir con extrema precaución.

Nada más aterrizar en el aeropuerto, lo primero que buscarás será un transporte que te lleve hasta tu hotel y lo que nosotros recomendamos 100% es que alquiléis un taxi, es más, os recomendamos que reservéis un transporte privado desde vuestras casas, os estarán esperando con un cartel cuando aterricéis y os llevarán directamente. Nosotros os recomendamos a los amigos de Ven a Bali, ya que estuvimos con ellos y de verdad, que son gente super seria y desde luego, son más majas que las pesetas.

Para que os hagáis una idea, desde el aeropuerto hasta Ubud, que es a donde nosotros fuimos, solo hay 37 km de distancia, pero por el estado de las carreteras se tarda casi hora y media en llegar. El precio del transporte privado no es nada caro, es de unos 25€ en coche con aire acondicionado que se agradece porque hace mucho calor.

NUESTRO HOTEL

Bali es sin duda una isla con una oferta hotelera enorme, pero también es muy conocida por sus famosas villas privadas. Nosotros no podíamos perder la oportunidad de alojarnos en una de ellas.

Como hemos dicho antes, reservamos con transfer privado desde el aeropuerto hasta Ubud, y nos dejaron en la misma puerta del hotel, cosa que agradecimos enormemente.

Nuestra opción para dormir las dos primera noches fue PONDOK NAYAun hotel familiar, y decimos familiar porque todos los empleados son de la misma familia y todos un amor, que ofrece villas con piscina privada y villas con piscina compartida. La experiencia de tener nuestra propia piscina fue increíble.

Nuestra piscina.

Cuando abrimos la puerta no podíamos dar crédito de lo que estábamos viendo, encontrarte esto nada más entrar era demasiado para nosotros, pero esto no acaba aquí, los compañeros de Pondok Naya nos prepararon en un momento un delicioso coco para cada uno.

Mientras lo íbamos bebiendo nos explicaron todo lo que teníamos que saber, nos dejaron de manera gratuita un teléfono movil por si teníamos algún problema y por si queríamos pedir el desayuno o reservar alguna excursión.

En la terraza también teníamos la cocina. Una pequeña cocina con dos fuegos, nevera y congelador que no utilizaríamos más que para desayunar pero que el echo de estar en la calle nos encantó.

LA VILLA

Una vez dentro lo que nos encontramos es una única habitación con cama de matrimonio preciosa, con las toallas decoradas como dos cisnes dandole un toque muy romántico.

 

Para acabar con el “villa tour” tenemos que pasar al baño y uy que baño… suelo de piedra, una bañera en la que casi se podía nadar y una ducha al aire libre. Sin duda dijimos que era lo mejor después de la piscina..

Ahora nos entendéis… ¿No?.

Por si no fuera poco, cuando ya se iban los dueños del hotel, nos dijeron a ver si queríamos una moto para movernos por la isla y obviamente les dijimos que si. Les preguntamos a ver si era necesario que les enseñaremos el carnet de conducir internacional, ya que para poder conducir tanto coche como moto hay que sacárselo, pero no, nos dijeron que cogiéramos las llaves y que disfrutaremos.

A continuación os dejamos un video donde os enseñamos al detalle nuestra villa y las vistas que teníamos alrededor.

 

UBUD

Ubud, es sin duda una de las ciudades más importantes de toda la isla. Su larga recta es su calle principal y está llena de tiendas y restaurantes, además podemos encontrar diferentes templos, entre ellos, Ubud Palace y Pura Taman Saraswati. A continuación vamos a hablaremos de lo que hicimos nosotros, y lo que recomendamos hacer, si vais a pasar dos noches en la ciudad.

A unos pocos minutos andando tenemos el Monkey Forest, un espacio donde podremos convivir y pasar un rato agradable entre más de 600 monos y que sin duda, es un punto clave dentro de Ubud.

UBUD PALACE

El palacio de Ubud es sin duda uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, situado junto a la calle principal es uno de los lugares más emblemáticos donde apreciar la danza balines.

Construido entre los años 1800 y 1823, el Palacio Suri Saren, también conocido con ese nombre, es actualmente la residencia de la familia real de Ubud.

Sus puertas son imponentes, con un detalle que quita el aliento y con su gente dentro del palacio que refleja perfectamente el la humildad y la amabilidad que en todo momento tienen hacia ti.

 

Sus fachadas actuales están en un perfecto estado y es que fue reconstruido a causa de un terremoto en el año 1917 y muchos hoteles toman como referencia este palacio para sus decoraciones.

PURA TAMAN SARASWATI

Sin duda una de las joyas de la corona de Ubud, situado en la calle principal entre el Café Lotus y el Starbucks, es un lugar precioso con una corto camino con estanques a su alrededor plagados de flor de loto. Uno de los templos más visitados y con más turistas, imposible de hacerse una foto prácticamente sin que salga nadie en ella.

El templo, en homenaje a la diosa Saraswati (La diosa de la calma y el arte) tiene muchos detalles de ella misma y todas las semanas se puede ver el espectáculo de la danza típica balines, al igual que en el Ubud Palace. Nosotros, fue aquí donde la vimos a la vez que cenábamos en el Café Lotus anteriormente mencionado.

Si os a entrado la curiosidad por ver un poco más estos lugares, al igual que anterioirmete con nuestra villa, os dejamos un video donde podéis ver todo esto que os acabamos de contar.

 

MONKEY FOREST

Como ya hemos comentado al inicio, el Monkey Forest es un espacio situado a 1,5 km del Ubud palace, se tarda unos 15 minutos aproximadamente.

La entrada al recinto no es gratuita, tiene un coste de 50.000 rupias para los adultos, unos 3,20€ aproximadamente y 40.000 rupias para los niños, unos 2 euros con 50 céntimos.

Dentro nos podemos encontrar un espacio muy grande lleno de naturaleza donde conviven monos con turistas y unas esculturas hechas a piedra preciosas.

Mientras caminas por el bosque no pararás de mirar a tu alrededor para observar toda la vegetación que hay, y a pesar de estar en una de las ciudades más importantes de toda la isla de Bali, la tranquilidad que se respira es genial. Como todo, al ser un lugar tan turístico, cuando nosotros fuimos había demasiados turistas y ello le quitaba un poco de encanto, aún así es uno de los lugares que más nos gustó de Ubud.

Al igual que las dos veces anteriores, os dejamos el video que grabamos para nuestro canal de Youtube y que os dejamos ahora para que podáis disfrutar de ello. De todas formas, os dejamos el link a continuación a NUESTRO CANAL para que os podáis suscribir y no os perdáis nada de nuestros viajes y ser los primeros en estar al día.

 

Deja un comentario