LIUBLIANA EN UN DIA

Comenzamos nueva aventura y comenzamos por su capital. Hoy, os traemos Liubliana en un día.

LLEGADA

Nuestra ruta empezó desde Italia, y es que desde nuestro aeropuerto de origen (Bilbao) es muy complicado ir a Eslovenia.

La mejor opción tras barajar varias, era la de volar desde BIO hasta Venecia y de allí un autobús hasta la capital eslovena.

Plaza San Marcos, Venecia.

Hay que decir que tiene mucha frecuencia diariamente y es que el trayecto es de tan solo 3h20 aproximadamente dependiendo del tiempo que pases en aduanas.

El precio, es bastante asequible, varía dependiendo el horario de salido y en nuestro caso, fue de 17,90 euros saliendo a la 01:50 de la madrugada.

LIUBLIANA

Capital eslovena con 278.000 habitantes según el censo de 2008. Conocida por su castillo en lo alto de la colina y su puente triple.

LIUBLIANA EN UN DÍA

Comenzamos a andar sin un rumbo y sin saber que nos encontraríamos y nada más llegar a los alrededores del centro nos dimos de frente con el famoso puente de los dragones.

Este puente, fue uno de los primeros puentes construidos de hormigón armado de todo Europa. Se considera uno de los mejores ejemplos de arquitectura art nouveau entre los puentes del mundo y está protegido como monumento técnico.

Continuando el puente, nos encontramos con otro (si, Liubliana es conocida por su cantidad de puentes), este con cientos de candados puestos por parejas para sellar su amor.

Continuando la calle de frente, empezamos a andar por calles peatonales, y es que el centro de Liubliana es totalmente peatonal aunque los coches pueden pasar por ciertas calles.

Nada más llegar al centro nos encontramos la Catedral de San nicolas, famosa por su cúpula y sus dos torres gemelas, además de la puerta sur con sus obispos donde cuenta la historia de la diócesis de Liubliana.

La catedral, que inicialmente era de estilo gótico pasó en el siglo XVIII a ser barroca, está situada junto a la plaza San Cirilo.

El ayuntamiento se encuentra en dicha plaza y dándonos la vuelta llegaremos hasta el puente triple.

 

Seguramente el puente sea el más famoso de la ciudad. Son dos puentes laterales construidos a uno ya existente. Cruzándolo llegaremos a la plaza Preseren, el centro urbano de la ciudad y el lugar donde más ambiente encontraréis durante el día.

Lo que destacamos de esta zona es que está al lado del río y es un lugar ideal si queréis comer o tomar alguna copa ya que los laterales del río están llenos de bares y restaurantes.

RECOMENDACIÓN

UNA DE LAS ACTIVIDADES MÁS POPULARES DE LA CIUDAD, TANTO EN VERANO COMO EN INVIERNO ES DAR UN PASEO EN BARCO POR EL RIO Y ASÍ VER LA CIUDAD DESDE OTRA PERSPECTIVA. 

ADULTOS 8€, NIÑOS 3€.

CASTILLO DE LIUBLIANA

Situado en lo alto de la colina y es visible desde casi toda la ciudad. Hay dos maneras de acceder a él. La primera es subir andando donde se tarda aproximadamente 20 minutos y la otra opción es subir en funicular.

La entrada del funicular es de 2,20 euros y si incluís la entrada al castillo, en total os saldrá 10 euros.

Visitar el castillo es gratuito, pero para acceder a la torre y a la capilla hay que pagar.

El castillo es imprescindible visitarlo, por fuera es precioso pero por dentro, ha tenido tanta renovación que no da la sensación de que estemos en uno.

La mejor zona es la de la torre, donde podemos ver como eran las mazmorras del castillo y donde podremos ver algo que a nosotros nos impresionó, un cuadro de botones realizados con huesos de los propios presos que había en la época.

Además de ello, podéis subir a la torre y tener una vista 360 grados de toda la ciudad. A nosotros nos salió un día nublado, pero desde la torre se pueden ver los alpes julianos en un día despejado.

Vistas desde la torre.
Botones realizados con los huesos de los presos.

 

 

 

 

Además de todo esto, hay varios restaurantes en el patio central, donde ponen terrazas amplias cuando el tiempo acompaña.

Una de las cosas más interesantes de ver es la exposición de historia eslovena, donde viajaremos de forma interactiva desde la época de la llegada de los primeros romanos hasta la independencia, pasando por la Edad Media, el S.XIX y la Primera y Segunda Guerra Mundial además de la Yugoslavia socialista.

CONCLUSIÓN

Además de todo lo que os hemos contado, hay muchas más cosas por ver y hacer, lamentablemente nosotros no teníaímos tiempo ya que íbamos con los días justos y solo podíamos pasar un día aquí.

Comentar que es muy recomendable el mercado central, situado entre el puente de los dragones y el puente triple, donde podéis encontraron lugar lleno de actividad y animado.

Su horario, es de 06:00 a 18:00 de lunes a viernes y de 06:00 a 16:00 el sábado.

DONDE ALOJARSE

Si hubiéramos podido disfrutar de por lo menos dos noches, nos hubiera encantado vivir la experiencia de dormir en una prisión. Si si, habéis escuchado bien, el HOSTEL CELICA es una antigua prisión militar convertida en un albergue para promover el turismo juvenil.

Os dejamos nuestro anterior post donde viajamos a Singapur y alucinamos con las cosas ue son capaces de construir los Seres Humanos.

Esperamos que os haya gustado y sobre todo que os sirva para vuestro futuro viaje a Eslovenia.

 

Deja un comentario